Un mes con Xbox Series X, o casi.

Xbox Series X

           Bienvenidos, esta vez vamos a profundizar un poco más en la Xbox Series X. Llevando ya un tiempo con la máquina, ya podemos empezar a desentrañar un poco como ha influido en la forma de jugar. Una vez sacamos a consola de la caja, y nos disponemos a instalarla, empezamos a ver las primeras diferencias con su predecesora, la Xbox One X, a parte del tamaño, factor a tener en cuenta para instalarla. No dispone ni de entrada de hdmi ni de salida óptica de audio, ambas opciones eran prácticas, pero por alguna razón, han sido retiradas, destacaría la entrada hdmi ya que la One X reescalaba mucho mejor que la televisión. La calidad del producto es muy alta, pero el acabado que tiene hace que las huellas destaquen demasiado, y no es sencilla de limpiar. Una vez conectas la consola y la enciendes llega el momento de configurarla, disponiendo de dos opciones, la clásica de introducir cuenta, o desde la App, compartiendo la red, lo cual es inmediato. Pero una vez iniciada sesión la consola y el televisor se comunican y se configuran solos. Aquí encontramos más diferencias, la Series X permite el control de dispositivos, pero a diferencia de One X que lo hacía mediante código, Series X lo hace mediante el estándar hdmi-cec, es más fácil pero el televisor debe de disponer de esta opción. Al no disponer de salida óptica, la configuración de sonido también varía, optando por gastar la salida óptica del televisor, para ello hay que configurar tanto la consola como el televisor, para conseguir la configuración óptima. La consola en el modo ahorro de energía se enciende rapidísima. Mientras juegas a determinados juegos si se puede notar el aire caliente saliendo a través del ventilador, (está en posición vertical), incluso se puede notar caliente, pero una vez dejas de jugar, baja su temperatura. En cuanto al ruido que hace, solo se sabe si está encendida o apagada por el logo iluminado, solo con el sonido ambiente, sin volumen en el equipo de sonido, no se escucha el ventilador.

Imagen de la pantalla de Series X una vez iniciada la sesión con el fondo dinámico.

                 Ahora llega el momento de los juegos, pero como el almacenamiento interno es el que es, y no disponemos de las tarjetas de memoria, se opta por un disco externo. El disco es un Sabrent de 1TB Rocket Nvme PCIe 4.0 M.2 2280 SSD, montado en la caja ASUS ROG Strix Arion – Caja de SSD M.2 NVMe con USB3.2, donde se instalan todos los juegos de Xbox One, 360 y la Original, los de Series se pueden almacenar pero no ejecutar. También se puede poner el externo como predeterminado. Las velocidades de descarga son como en toda Xbox, exprimiendo al máximo la conexión, aunque la velocidad de transferencia del externo al interno si es sorprendente, se probó con varios juegos que han ido recibiendo el parche para Series y vale la pena disponer de un externo aunque sea solo como almacenamiento. Y el menú, el cual ya estaba también en One, va de una forma muy fluida, con detalles como el fondo dinámico que lleva el color asignado al perfil, los juegos optimizados para Series vienen indicados como los de gold o gamepass, aunque le puedes pedir que los clasifique por consola, requiere de tiempo exprimir todas las opciones del menú. También se pudo probar el famoso Quick Resume, cambiando del Bright Memory al Ark, este último desde la selección de servidores. Una opción interesante, pero que pierde algo de sentido en juegos online donde te desconectan por inactividad. Pero todo esto, ¿Cómo se traduce en los juegos? Pues bien, a la hora de instalar ya vemos las primeras diferencias, siendo mejor la gestión en los juegos, el que ha dado guerra ha sido el The Witcher 3, teniendo que instalar cada elemento desde la tienda. Pero en general la nueva gestión de la instalación es soberbia, hasta te indica con un mensaje que vas a instalar un juego optimizado para Series en el externo, y te pregunta si prefieres el interno por velocidad, ya que solo se ejecutan desde el interno. Gastando el mismo mando que ya se estaba utilizando antes, el elite series 2. El primer juego probado fue el Forza Horizon 4, que ya se estaba antes en One y dispone de parche para Series X, y la fluidez del juego se nota de una forma muy exagerada cuando entras y sales del menú, los tiempos de carga se ven notablemente reducidos. También se ha probado el Black de la Xbox Original y el Burnout Paradise de Xbox 360. Para observar las mejoras realizadas sobre la One X, ya que ambas consolas mejoran los juegos. La principal diferencia está clara, los tiempos de carga son menores en la Series X, estos juegos se ejecutan desde el externo, y el funcionamiento es perfecto. Solo realizando pruebas técnicas veremos realmente las diferencias en las mejoras de los juegos entre One X y Series X. Aunque hay que decir que no hemos podido conectar la Series X a una pantalla que soporte los 120 fps, todos los juegos jugados han sido probados en una pantalla 4K a 60fps y con hdr10.

clasificacion Series X
Pantalla de mis juegos y aplicaciones, donde vemos clasificados por consola, y también en la cubierta los optimizados a Series X.

           Pero todo esto no quiere decir que no nos hayamos encontrado piedras en el camino. Realizar una buena configuración ha costado más de lo previsto, aunque la configuración de los puertos del router es la misma que One. Y una vez en marcha, la tienda y los eventos no funcionaban, la solución fue hablar con el proveedor de internet, que disponía de una herramienta en línea de seguridad que entre otras cosas impedía el acceso a internet de la tienda y los eventos, una vez lo deshabilitaron, todo cobro vida. El mando de Series aún no se ha probado, se debería de haber hecho, pero estando tan acostumbrados ya al elite series 2, no nos llama mucho la atención. Si es verdad que se notan ciertas inconsistencias concretamente en el Assassins Creed Valhalla a la hora de utilizar el arco en el modo rendimiento, desde el lanzamiento. Hablando ahora de un tema muy actual, el tearing en la Series X, solo dos juegos daban problemas evidentes, Ark survival evolved y Bright Memory, curiosamente ambos juegos disponen de una opción dentro del juego para activar la sincronía vertical, y aunque el televisor no tiene soporte para VRR, el problema en dichos juegos desaparecía. Después de haber jugado bastante a esta nueva generación, se sigue viendo que no se está mostrando nada de su potencial. En varios títulos hemos observado bugs como el Forza Horizon 4 que ha sufrido varias veces congelación del juego, o en Valhalla atravesar una pared y ya no poder salir. Es cierto que los tiempos de carga y los fps son mejores en Series X comparando los exclusivos como Gears 5 o Forza Horizon 4, pero aun no vemos nueva generación. Esperemos que a lo largo del año que viene se empiece a ver de verdad la nueva generación, porque el hype es el verdadero problema actual. Es fácil decirlo desde la posición de disponer de ambas consolas, pero si no se traduce en los juegos la nueva generación, no hay que apresurarse, sobre todo los usuarios que disponen de One X.

almacenamiento Series X
Pantalla de gestión del almacenamiento con el disco interno, el externo mencionado y un tercero para capturar algunos de los vídeos que disfrutáis en el canal de Youtube.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *