Outriders, analizado en Series X

OUTRIDERS-Logo

           Bienvenidos a una nueva aventura en The Next Game, hoy vamos a analizar el juego Outriders. En su versión para Series X. Desarrollado por People Can Fly, perteneciente a Epic Games y conocida por trabajar en juegos como Gears of War Judgement. Y distribuido por Square Enix.

           El hilo argumental del juego es: Durante la mitad del siglo XXI, la Tierra ha pasado el punto sin retorno a medida que los desastres climáticos se vuelven más frecuentes y peligrosos. Superando la capacidad de la humanidad para mitigarlos. Los principales gobiernos de la Tierra combinan sus recursos bajo la recién formada Autoridad de Colonización de Enoch (ECA) en un último esfuerzo por preservar a la humanidad en Enoch, un planeta distante parecido a la Tierra. Se construyen dos enormes barcos coloniales , el Carabela y el Flores , cada uno con 500 mil colonos. A pesar de que la Carabela explotó en medio de la construcción, el Flores alcanza con éxito la órbita de Enoch después de un viaje de 83 años. Los primeros humanos en poner un pie en Enoch son los Outriders, un equipo de soldados de élite encargados de explorar la zona de aterrizaje y allanar el camino para los colonos. Sin embargo, los Outriders descubren rápidamente la Anomalía, una tormenta de energía masiva y mortal. Los Outriders intentan advertir a la ECA que aborte la colonización, pero el liderazgo de la ECA en cambio envía sus propias fuerzas de seguridad para silenciar a los Outriders purgándolos. Uno de los Outriders, que ha sobrevivido a la exposición a la Anomalía, es herido de muerte durante los combates y Shira, un científico de la ECA, lo pone en crio-estasis para un golpe posterior.

            El Outrider se despierta de la criostasis 31 años después, donde descubren que el intento de colonización de la ECA ha fracasado, con la Anomalía destruyendo toda la tecnología avanzada de la colonia y atrapando a todos los colonos dentro de los confines de un solo valle montañoso. Acosados ​​por la fauna alienígena hostil y con recursos cada vez más escasos, los colonos se dividieron en una guerra civil masiva que enfrenta a los restos de la ECA contra los insurgentes, rebeldes militantes que buscan derrocar a la ECA. Además, las personas que han sobrevivido a la exposición a la Anomalía como el Outrider se han convertido en seres humanos “alterados”, mutados que poseen poderes sobrenaturales. El Outrider logra reunirse con Shira, quien ahora es el líder de facto de la ECA, y ella le asigna la tarea de luchar contra los insurgentes pisoteados y eliminar a sus alterados.

Outriders paisaje

           Desarrollado con Unreal Engine, y perteneciendo a Epic, esperábamos que en el apartado técnico hubiesen hecho un mejor trabajo. Las primeras impresiones no han sido muy buenas, notando una carencia cuando el mapa gana en amplitud. Se ha hecho un buen trabajo en las texturas, pero estas han sido suministradas por Quixel Megascans, garantizando así su calidad.  El agua dinámica, las partículas y el fuego, son ya más propias de las últimas versiones del motor. La iluminación parece la estándar del motor gráfico. Suficiente para crear la atmosfera en el juego. Se conoce mucho este motor gráfico, y pensamos que no se le está sacando parte a todo su potencial. Volvemos a tener la misma sensación que en la generación de Xbox 360, donde los juegos de Epic estaban a otro nivel del resto. Situación que no debería de suceder esta vez, principalmente porque People Can Fly es de Epic. Las fisicas vuelven a quedarse a un nivel muy bajo, y durante el principio de la demo, pudimos observar animaciones raras, que muchas de ellas vuelven a estar en el juego final.

Outriders fuego

             En cuanto al diseño artístico, el juego está dividido en zonas relativamente pequeñas, pero que han sabido llenarlas de vida y detalles. Pero se generan contrastes, rompiendo la uniformidad del conjunto encontrando zonas muy ricas, y otras menos. Generando dudas en el jugador.

Outriders paisaje

      Pero es en la jugabilidad donde encontramos los problemas de este juego. La primera impresión es clara, esto parece Gears of War, disponéis de un análisis de la expansión del Gears 5. El combate es igual, los últimos Gears han sido muy duramente criticados, pues este título no ha aprendido nada de ellos. El jugador dispone de todo un enorme arsenal, que no se puede personalizar, además de una lista de habilidades. Todo ello ensucia el combate, perdiendo fluidez. The Division 2 tiene mejor implementadas las habilidades. La inteligencia de los enemigos, otro punto donde el juego se desmorona, es muy sencilla, o pongo tiradores que no fallan, o pongo enemigos que van a por ti. Llegando incluso a rodear al jugador, la solución a este problema es fácil, no se puede retroceder para ganar una posición ventajosa. Todo ello aderezado con un menu que, espera, ¿no es el de Destiny? Como jugador empiezas a pensar que se ha trabajado mucho en el apartado técnico, y en la jugabilidad han hecho copia y pega. Porque para ajustar la dificultad, si vemos que nos cuesta, pues nos encontramos las categorías de mundo, que ya vemos en The Division. Demostrando asi, la poca originalidad de este título. Esperemos, que la razón de esta mezcla sin sentido, no sea ir a por los jugadores de Gears, The Division o Destiny. Porque hemos jugado a los anteriores, y sinceramente, para jugar a algo parecido, ya está el original.

        En el apartado sonoro, esta todo en su sitio, los efectos y diálogos están clavados. Pero es en la música donde se ha subido el listón, contando con el compositor Inon Zur, ganador de varios emmy y nominaciones a los bafta. Complementando el enorme trabajo a nivel técnico.

Avatar Deusign

Deusign

Redactor
El apartado técnico y sonoro es muy alto, lástima la nula originalidad en la jugabilidad. Faltaría ver su recorrido a largo plazo, pero que este además desde el día uno en Game Pass, dice mucho de la confianza de la distribuidora y la desarrolladora. Entendemos las dificultades de entrar en un genero con títulos ya consolidados, y recordamos los problemas de Anthem. Pero los jugadores merecen juegos de calidad, y no mezclas extrañas que busquen el éxito rápido. Solo el tiempo dirá si ha valido la pena seguir ese camino. Nuestra recomendación es, que si disponéis de Game Pass, que lo probéis. Pero que no es un juego imprescindible.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *