Hyrule warriors Age of calamity

Hoy os traemos el análisis de Hyrule warriors Age of calamity precuela de  The legend of zelda: Breath of the Wild, el juego que nos pilló a todos por desprevenido y nadie se esperaba y más aún estando tan cerca el lanzamiento de la secuela, Nintendo sigue dándonos sorpresas muy agradables.

 Sí, estamos hablando de un hyrule warriors pero esta entrega es muy diferente a lo que nos tenían acostumbrados ya que, aunque sigue siendo un Musou han cambiado la estética por la de BOTW, y no es lo único que cambia. 

 La aventura realmente, aunque la consideremos precuela no es del todo cierto, bien es verdad en que vamos a ver muchas cinemáticas y puntos durante la aventura que cuadraremos con BOTW, pero este juego va a hacer que abramos una nueva línea temporal en los juegos de Zelda. 

 El título empieza con el viaje al pasado de un extraño personaje que se activa en reacción al poder de la Tri fuerza de Zelda durante el combate contra Ganon. Este personaje hará que todo pueda cambiar y evitar así el cataclismo en Hyrule. 

 La historia nos sitúa 100 años antes del cataclismo cuando nuestro joven héroe es un soldado del reino de Hyrule que se están preparando para rechazar la invasión las hordas enemigas, y aquí es donde el Rey de Hyrule se dará cuenta del valor del joven y le encomendará la protección de su hija Zelda, la cual hará todo lo que sea necesario para evitar el cataclismo, aunque aún no haya despertado su poder. 

 Zelda junto a Impa y Link viajaran a distintas regiones en busca de los 4 elegidos para que piloten las bestias divinas y así poder ayudar a evitar el cataclismo. 

 Si bien estamos hablando que aquí nos enteraremos de lo que sucedió antes de BOTW y la relación de Zelda con Link y este con los demás guardianes, lo que vamos a hacer es analizar no la historia, sino el juego en sí, de cómo han adaptado un Musou a la historia de Zelda que esta vez sí que tiene algo se sentido este Hyrule Warriors. 

Empecemos por definir que es el género Musou ya que es posible que a muchos no les suene este género, ya que es un muy común en Japón y que poco a poco se va normalizando en occidente. 

 Musou en Japonés significa “UNICO” o “SIN IGUAL” que en los videojuegos se aplican a los héroes con poderes únicos o fuerza excepcional que lucha contra enormes hordas de enemigos, podríamos decir que es tipo un hack and slash pero a lo Japo. 

 El título esta vez ha sido desarrollado por Omega Force distribuido por NintendoKoei Tecmo y lanzado el día 20 de noviembre en todo el mudo y en exclusiva para Nintendo Switch. 

 En el juego vamos a tener muchas cosas que hacer, tal como las misiones de las cuales la duración media de las principales suele ser de 20 a 30 minutos, aparte misiones secundarias y también en el mapa tendrás la opción de entregar los loots que hayas conseguido en los combates, cajas y cofres para poder ayudar a la gente de Hyrule y así conseguir mejoras en habilidades de ataque, cocinar alimentos que te darán bonificaciones a elegir antes de empezar alguna misión y también poder reforjar las armas para subirlas de nivel y que hagan más daño.  

 El mapa es el mismo que en BOTW y podrás viajar en él directo a las misiones, la verdad que es un gran juego y diferente a los Musou que estamos acostumbrados. 

El apartado técnico está muy bien conseguido y como hemos comentado antes han decidido optar gráficamente por el aspecto de BOTW y el resultado ha sido muy bueno. La verdad que un juego con este tipo de gráficos y encima Musou en Nintendo Switch es como una locura, todos sabemos que Nintendo Switch está algo limitada en cuanto potencia y hay que saber manejar bien estas limitaciones y hacer una buena adaptación para poder lograr buenos resultados y más si añades el factor de múltiples enemigos que esto hace que pueda bajar el frame rate bastante, En esta entrega con todos los enemigos que hay no se nota mucho esta bajada de FPS, sino al contrario, es bastante fluido y apenas perceptible, estamos hablando de que el juego corre a 30 FPS tal y como corría BOTW (está claro que, si quieres estar centrado en encontrar las bajadas de frames lo vas a ver, pero sino, ni lo percibes, solo en algún momento puntual como en alguna cinemática o cuando hay muchísimos enemigos). 

 La jugabilidad es muy buena fácil de aprender y manejar alguna vez nos marea un poco la cámara al estar cerca de los enemigos y quizá al utilizar las habilidades de bomba, imán, etc. que te iras adaptando y mejorando el uso durante el juego. 

 Al optar por el estilo de BOTW predomina mucho los colores vivos y reflejos muy agradables a la vista es una estética que nos gustaría encontrar en muchas entregas de distintos juegos. 

 El apartado sonoro está también a la altura de Zelda y algunos de los temas han sido extraídos del BOTW aúnque con pequeños cambios, es otra maravilla bien implementada que pega perfectamente con el juego, y los doblajes ya ni hablamos, parece que estamos viendo una película de animación. 

 

 En conclusión estamos hablando de un título que va a marcar un antes y un después en este género, es algo fresco, divertido de jugar y visualmente muy agradable, este juego podría ser perfectamente el GOTY de Nintendo de este año. 

 Después de terminar este título esperamos que los próximos Hyrule Warriors sean parecidos, ya que dándonos esta entrega han subido mucho el listón. 

 Nuestra puntuación en esta entrega es de 4 estrellas. 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *